MundoParejas.com

Como desalojar a mi pareja de mí casa

Desde un primer momento se le apuesta a que la relación de pareja sea amable, llevadera y en los mejores términos, pero si se presenta el caso de que existan problemas con la relación y la relación este irremediablemente rota, es muy posible que empiecen los problemas con el uso de la vivienda familiar tras ese rompimiento. ¿Como desalojar a mi pareja de mí casa?

En la pareja y después de que se ha producido el cese de la convivencia, uno de los elementos que específicamente queda regulado tras una separación, divorcio o ruptura de pareja, es todo lo referente a un bien material, como es el caso de un inmueble, un apartamento o una casa, quién de los cónyuges va a ejercer el derecho de uso y disfrute de la vivienda, hasta ese momento, común, y durante cuánto tiempo.

Como desalojar a mi pareja de mí casa

Qué pasaría si llega el momento, en que la relación se termina de manera definitiva e irrevocable, y si este momento llega y no abandona la vivienda, es parte de las preocupaciones que puede llegar a existir, en su momento.

Es muy conveniente entender que puede ser habitual que dichos tiempos de uso se incumplan, por consiguiente se excedan y, entonces, ¿qué hay que hacer?, ¿se puede intentar recuperar la posesión?, ¿qué importancia tiene que ambos sean copropietarios del inmueble?, estas y otras interrogantes nacen en ese preciso momento, recuerde que a pesar de que la relación no se pueda recuperar lo ideal desde siempre y desde el primer momento es que exista respeto, dialogo y armonía en la comunicación, pues no se trata de generar conflictos. Como desalojar a mi pareja de mí casa.

Lo que dicen las normas jurídicas

 

Debe señalarse, en primer lugar, que el cónyuge que ha estado haciendo uso de un inmueble común, por definición, ha estado ejerciendo la posesión jurídica del mismo. Vivienda que, en consecuencia, se ha convertido, aunque sea de manera temporal, en su domicilio. El cual se encuentra protegido por la Constitución en su artículo 18.2 y cuyo objetivo es proteger la privacidad de las personas que en él residen frente a las invasiones o agresiones exteriores de otras personas:

“El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”. Aprende Como desalojar a mi pareja de mí casa.

Dada la situación y caso de pareja planteada, el titular del derecho es el cónyuge que reside en él y que ostenta la posesión.

Es feo que en tu propia casa tu pareja no quiera irse.

Lo que dicen las normas jurídicas

Cláusula de temporalidad de uso

En una situación de este tipo, cuando la relación de pareja esta irremediablemente rota y hay un bien en juego, para poder hacer valer la cláusula de temporalidad de uso, a falta de solución amistosa, la única vía legal a utilizar es solicitar el auxilio judicial para que se le desahucie, decretando el lanzamiento y se nos reponga en el derecho que nos corresponde.
Puesto que, si lo hacemos por nuestra cuenta estaríamos actuando en la vía de hecho y podríamos incurrir, entre otros, en los siguientes delitos:

El delito de allanamiento de morada, que implica entrar en el domicilio en contra de la voluntad de quien en aquel reside, que en este caso, sería el ex-cónyuge que ostenta la posesión y que no quiere abandonar el inmueble, a pesar de que ha expirado el tiempo de uso pactado o el fijado en sentencia. Ya sabes Como desalojar a mi pareja de mí casa.

Evita tomar la ley por tu propia cuenta

Por ende, actuando fuera del cauce legal optáramos, por acceder a la vivienda utilizando una copia de las llaves, esta manera de proceder podría ser motivo de reproche penal, puesto que estaríamos violando la intimidad del ex – cónyuge, al entrar sin su permiso. Concretamente conllevaría pena de 6 meses a 2 años de prisión; o pena de 1 a 4 años, también de prisión, si se realizara con violencia o intimidación.

El delito de coacciones, aprovechando que el otro cónyuge se encuentra fuera de casa, tuviéramos la idea de cambiar la cerradura, podríamos incurrir en un delito de coacciones. Ya que, sin estar legítimamente autorizados obligamos con violencia al otro cónyuge, cambiando la cerradura, a hacer algo que no quiere que es abandonar la vivienda.

Conclusiones y recomendaciones

Como desalojar a mi pareja de mi casa, como en todo conflicto, lo principal es intentar un acuerdo amistoso, un acuerdo que se logre a través de nuestra conversación, apuéstale siempre a un arreglo por las buenas, entendiendo que en muchos casos esto no siempre es posible. Ahora sabes Como desalojar a mi pareja de mí casa.

Y llegados al caso, si queremos que lo estipulado en el convenio regulador o en una resolución judicial, se cumpla, deberemos ponernos en manos de un abogado especialista en estos tipos de casos, que haga la pertinente reclamación en el Juzgado, para que sea éste quien reconozca nuestro derecho y proceda al desahucio del cónyuge infractor.

Actuar a las malas, entrando sin permiso en la que no es nuestra residencia habitual o dejar fuera de ella a nuestro ex-cónyuge cambiando la cerradura, supondrá, en la práctica, un alargamiento del conflicto y acabar en una posible condena penal.

Curso Gratis

Artículos Relacionados

Mi pareja me llama loca

Mi pareja me llama loca

Cuando dos personas pasan de ser simples amigos a tener un vínculo afectivo, no sólo es indispensable aprender muchas cosas sobre la relación en pareja, sino que en la mayoría de los casos, también se está sujeto a interactuar con las familias de cada uno, lo que en ocasiones se vuelve dificultoso debido a diferentes motivos como pueden ser, las diversas maneras de pensar y de actuar de ellos cuando se está compartiendo, la poca o mucha intervención de ellos sobre la relación, los problemas que de antemano haya tenido nuestra pareja con su familia, entre otros.

Cómo lidiar con la familia de mi pareja

Cómo lidiar con la familia de mi pareja

Cuando dos personas pasan de ser simples amigos a tener un vínculo afectivo, no sólo es indispensable aprender muchas cosas sobre la relación en pareja, sino que en la mayoría de los casos, también se está sujeto a interactuar con las familias de cada uno, lo que en ocasiones se vuelve dificultoso debido a diferentes motivos como pueden ser, las diversas maneras de pensar y de actuar de ellos cuando se está compartiendo, la poca o mucha intervención de ellos sobre la relación, los problemas que de antemano haya tenido nuestra pareja con su familia, entre otros.

Cómo estar bien con mi pareja

Cómo estar bien con mi pareja

Como es bien sabido una relación amorosa representa toda clase de desafíos. Uno de ellos es precisamente, aprender cómo estar bien con mi pareja, algunos factores como las diferencias en el carácter o por el contrario cuando los dos son demasiado parecidos, los gustos y preferencias de cada uno o la forma en cómo cada miembro se relaciona con sus amigos y con su familia, pueden ser algunos obstáculos que ambos tienen que manejar para poder superarlos.

Curso Gratis

Pin It on Pinterest